¿Por qué algunas personas disfrutan lo que les sucede a nuestros cuerpos durante las películas de terror?

A veces, cuando llegas a ver películas de miedo, te hace alejarte a ciertas cosas u objetos, por ejemplo tengo amigos que no se acercarán a aguas profundas debido a Jaws y qué me dices de los payasos, parecen asustar básicamente a todos.

Pero, ¿qué sucede realmente con nuestros cuerpos cuando estamos viendo películas de terror, y por qué algunas personas realmente lo disfrutan?

Entonces, ¿por qué algunas personas disfrutan lo que les sucede a nuestros cuerpos durante las películas de terror?

Mmmm, no lo sé pero lo que sí sé es que llegas a experimentar lo siguiente:

a) Su corazón y las tasas de respiración explotan

Las películas de terror son, esencialmente, un miedo contenido y comercializado en masa.

El suspenso de lo desconocido y la repentina conmoción de la aparición de Freddy Krueger o la Bruja Blair o cualquiera que sea tu antagonista de elección, hace que el cuerpo experimente terror y en ninguna parte eso se siente más directamente que en el ritmo cardíaco.

Un aumento en el flujo sanguíneo, desde el corazón hasta las extremidades, es en realidad una reacción evolutiva muy sensible al miedo.

Cuanta más sangre bombee, más rápido podrás moverte cuando algo te persiga y no importa si es un león o un lunático con un hacha.

El aumento de la frecuencia cardíaca, con miedo, también va de la mano con una mayor frecuencia respiratoria, para obtener la mayor cantidad de oxígeno posible en el cuerpo, es la preparación para huir o luchar contra lo que sea que te esté asustando.

b) Músculos tensos

La tensión muscular es, como lo atestigua cualquiera que haya tenido ataques de pánico, uno de los signos más notables de miedo significativo en el cuerpo.

Los ataques de pánico surgen de la nada sin ninguna amenaza a la vista, pero cuando la amenaza está en la pantalla, encontrarás que tus músculos también se contraen automáticamente.

Cuánto dura un ataque de pánico y qué hacer para que se pase antes

Es una respuesta clásica al estrés o al terror y representa una señal de la noradrenalina de tu cuerpo (una hormona que transporta mensajes por todo el cuerpo) para prepararse para algo grande.

De ahí que te encuentres inconscientemente rompiendo los brazos de tu silla en el cine.

c) Los niveles de cortisol aumentan

Ver una película de terror en realidad pone a tu cuerpo bajo bastante estrés psicológico y físico.

Te estás poniendo en una situación que pone en peligro la vida e incluso si eres consciente del hecho de que no es real, tu cuerpo no lo sabe.

De hecho, las mejores películas son las que ocultan ese hecho tanto como sea posible.

Sabias Que ? | Terror Amino

Por lo tanto, no debería sorprender que los amantes de películas de terror vean la “hormona del estrés”, el cortisol como un cohete mientras observan cuchillos en la oscuridad.

El cortisol es un poco desagradable, en lo que respecta a los efectos secundarios. Está relacionado con la pérdida de memoria y dificultades psicológicas como la depresión.

Pero, lo que es más preocupante, la liberación de cortisol también conduce al surgimiento de malos recuerdos del pasado, porque es una parte de cómo esos malos recuerdos se incrustaron en primer lugar.

El estrés de una película de terror puede tener el efecto involuntario de hacerte recordar una mala ruptura de hace seis años y no sabrás por qué.