En este mes de diciembre es muy común ver como las plazas se decoran con árboles de navidad, guirnalda, listones, esferas, series de luces muy tradicionales, al mismo tiempo la mayoría ofrece algún descuento especial en productos, mercancía de temporada y es que si bien la navidad probablemente tenga otro significado para las ventas es muy redituable.

En este año he decidido darme un regalo a mí misma. Estos meses han sido un poco duros y pesados por eso y más creo que me merezco recibir un regalo que yo quiera, comprado con mi propio dinero que fue ganado con mi propio esfuerzo.

Pero ahora debo de pensar en que quiero, se escucha fácil pero no lo es, porque puedo querer muchas cosas y debo de pensar en mi presupuesto tampoco pienso gastarme todo y quedarme sin comer (¿Qué clase de regalo sería para mí misma?) así que tomo un bolígrafo, una libreta y comienzo a poner las ideas en papel.

Por unos momentos mi mente se queda en blanco y resulta que según la lista lo único que he querido estos años son un par de calcetines y eso es porque se desgastaron los otros. Trato de forzarme a no limitarme tanto, incluso voy a un centro comercial solo a mirar para ver si así puedo inspirarme o recordar que otra cosa requería o quería en mi vida por el puro gusto.

Hay tiendas que me gustan pero no todas son mis favoritas por ejemplo me agrada entrar en las tiendas de música pero realmente nunca compro nada y no estoy interesada en aprender algún instrumento musical en este momento. Me asomo a otra tienda donde venden un montón de cosas de papelería que me encantan.

Desde libretas, lápices, gomas, carpetas, plumones y otro tipo de materiales que me muero por probarlos, veo algunos productos que me interesan, paso por una agencia de viajes y que tentador se escucha alejarse de todo este ajetreo de la ciudad. Hay promociones en aerolíneas como Volaris que vi en Viaja Compara me acerco con la chica y me saca un abanico de opciones incluyendo financiamientos, las opciones son abrumadoras.

Salgo con muchísimos folletos para diferentes partes del mundo pero sigo muy indecisa respecto a que, me paseo por la zona de ropa de una tienda de autoservicio, algunas prendas me llaman la atención pero no lo suficiente o al menos si me decido por comprarme ropa quiero ver más opciones porque además no es solo decir que te gusta una, significa checar talla, precio y otros factores.

Decido entrar a otra tienda, esta es de antigüedades e irónicamente encuentro una lámpara grande, vieja y con un diseño que me encanta, probablemente esa sea la opción que me guste más en lo que llevo del día. No sé si llevármelo en ese momento o esperarme, como es una casa de antigüedades no sé si aparten  y claramente no lo producen en masa.

Hablo con el encargado de la tienda y hay sistema de apartado, lo cual me hace muy feliz porque encontré un regalo de mí para mí.

REFERENCIAS: YouTube || Viaja Compara || Pinterest 

Facebook
Google+
http://www.sotavento-diario.com.mx/regalo-de-mi-para-mi">
Twitter