Valle de Bravo

En algún momento nos hemos preguntado ¿Qué puedo hacer en Valle de Bravo?. Claramente es una pregunta difícil de responder, debido a que este pintoresco pueblo del Estado de México nos brinda la oportunidad de disfrutar sus atractivos de diversas maneras. 

Si es tu primera visita a Valle de Bravo, seguramente será una buena idea comenzar tu recorrido en el centro de este maravilloso pueblo, sobre todo si eres de los visitantes que disfrutan de la arquitectura colonial y de caminar por calles llenas de pequeñas tiendas, cafés y tiendas de artesanías a cualquier hora. Si deseas tener una experiencia de ensueño en tu viaje, reserva tu hotel en Valle de Bravo en hotelesmision.com.mx.

Al recorrer el centro de este pueblo mágico, no olvide visitar el Museo Arqueológico, la Capilla de Santa María junto con su milagroso Cristo Negro y el Mercado de Artesanías, en el cual puede comprar un bonito recuerdo de madera, barro, o hierro forjado. Asimismo, una de las actividades que más les apasiona a los visitantes de Valle de Bravo es volar en parapente. Esta inolvidable aventura consta de un vuelo de 20 minutos aproximadamente, brindando una vista impresionante de la presa y el bosque; además, esta experiencia incluye un picnic en el lago artificial después del descenso.


Finalmente, los guías de turistas organizan excursiones para visitar las cascadas Velo de Novia y El Molino, las cuales se encuentran a 15 kilómetros del centro de este pueblo mágico. De igual manera, se puede adentrar en el bosque para subir a la cima de La Peña, un hermoso mirador que se remonta en la época prehispánica, con el objetivo de disfrutar una majestuosa vista de Valle de Bravo.



¿Cómo llegar a Valle de Bravo?

Valle de Bravo, situado al oeste de la Ciudad de México y rodeado de montañas boscosas, casas coloniales y la reserva de la biosfera de la mariposa monarca, es un perfecto refugio de fin de semana. Llegar a Valle de Bravo es muy sencillo debido a su cercanía y accesibilidad desde las principales ciudades, tales como la Ciudad de México, Toluca y Morelia. Pero, ¿Cómo llegar a Valle de Bravo en primer lugar? Sigue los pasos que te indicamos a continuación.


El medio de transporte más popular que emplean los visitantes para ir a Valle de Bravo son los autobuses, debido a que son más accesibles en comparación con otros medios de transporte. Sin embargo, el principal inconveniente es que se tarda más tiempo en llegar dependiendo el punto de partida. En resumen, si toma el autobús en la Ciudad de México, el tiempo de viaje previsto es de 4 horas y 30 minutos, con un costo de 250 pesos respectivamente. 

Si prefiere tomar un taxi para llegar a Valle de Bravo, el tiempo aproximado de viaje es de 1 hora y 30 minutos, partiendo desde la Ciudad de México. Claramente es una de las opciones más rápidas para viajar; no obstante, las tarifas suelen variar de 600 a 800 pesos.


Finalmente, el coche es uno de los medios de transporte más populares y cómodos, así como uno de los más rápidos. Tome la autopista México-Toluca y salga en la desviación Guadalajara-Toluca, que se encuentra a sólo 20 kilómetros de Guadalajara. Es uno de los medios de transporte más cómodos y accesibles. Aunque la gasolina puede seguir siendo cara según el coche y el número de personas a bordo, existen al menos tres gasolineras en el mapa que, sin duda, serán muy útiles en caso de emergencia; sin embargo, es recomendable llenar el tanque antes de salir.